Calculos Biliares

Los cálculos biliares son una condición relativamente frecuente y que es causa de dolor abdominal en muchísimas personas actualmente. Pueden causar desde leves molestias digestivas hasta complicaciones severas y muerte. Nadie está a salvo de los cálculos: pueden presentarse en hombres o mujeres, en jóvenes o ancianos, sin importar raza, credo o convicción política.

¿QUÉ ES LA VESICULA BILIAR? ¿QUÉ HACE?

La vesícula biliar es una pequeña bolsa que se encuentra por debajo del hígado, en la parte derecha del abdomen, y en ella se almacena la bilis (jugo que digiere las grasas).

Cuando Usted ingiere alimentos grasosos, la vesícula biliar se contrae inyectando la bilis a través de una serie de conductos (vías biliares) al intestino, donde participa en la digestión.

LOS SÍNTOMAS Y SUS CAUSAS

Dentro de la vesícula biliar, por razones aún no del todo determinadas, pueden formarse cálculos de diferentes tamaños. Estos cálculos pueden moverse y ocasionar dolor severo (cólico biliar). Este dolor se localiza principalmente en la parte alta del abdomen y en el lado derecho. Puede además percibirse en el hombro derecho o en la parte derecha de la espalda.

Los cálculos además pueden ocasionar náuseas y vómitos, fiebre y al progresar sin tratamiento, un cuadro agudo que amerita manejo de emergencia: la colecistitis aguda.

Si un cálculo obstruye las vías biliares, ocasiona dolor, una coloración amarillenta de la piel llamada “ictericia” e inflamación. Esto se denomina colangitis aguda, que puede progresar a colangitis supurada. Ambas son condiciones que ponen en peligro la vida y deben ser tratadas en forma urgente.

¿CÓMO SABER SI TENGO CÁLCULOS BILIARES?

Si tiene síntomas como los ya descritos luego de haber ingerido alimentos con grasa, si frecuentemente sufre de “indigestión”, si sus heces tienen contenido graso, o si padece de flatulencia (gases).

El diagnóstico definitivo se hace con una ultrasonografía de hígado y vías biliares.

ME DESCUBRIERON CALCULOS, PERO SON PEQUEÑOS

Los cálculos pequeños son los mas peligrosos, pues tienen la posibilidad de migrar fuera de la vesicula biliar y causar colangitis, pancreatitis y otras complicaciones que son potencialmente graves o mortales.

Cálculos grandes no abandonan los confines de la vesicula biliar y por tanto su potencial de complicaciones graves o mortales es bastante menor.

ALTERNATIVAS DE TRATAMIENTO

Los cambios en la dieta pueden ayudar en ocasiones a eliminar los síntomas, y el uso de antibióticos pueden ayudar al manejo de la infección, sin embargo, ninguna de estas opciones elimina los cálculos.

Se ha afirmado que existen sustancias que “disuelven los cálculos”, sin embargo, ninguna ha probado su eficacia en los ensayos clínicos.

El tratamiento definitivo es la cirugía: extirpar la vesícula biliar con los cálculos en su interior.

Luego de la remoción de la vesícula, la bilis fluye directamente del hígado al intestino siendo capaz siempre de digerir las grasas de la dieta. En otras palabras, después de realizada la cirugía, usted podrá volver a una alimentación sin restricciones.

PROCEDIMIENTO

La extirpación de la vesícula biliar y los cálculos en su interior actualmente se lleva a cabo con cirugía videolaparoscópica, en la cual se realiza una incisión de 8 o 10 mm dentro de la cicatriz umbilical y 2-3 incisiones adicionales de 5 mm c/u a lo largo del reborde costal derecho.

RIESGOS Y COMPLICACIONES

Esta cirugía es muy segura en manos expertas. Hay, sin embargo, múltiples riesgos y posibles complicaciones, que son poco probables pero posibles.

Los riesgos y complicaciones incluyen aquellos relacionados con la anestesia y los relacionados con la cirugía propiamente dicha. Puede discutir con su cirujano los riesgos específicos para su persona.

 

Los cálculos biliares ocasionan dolor severo, y este cuadro tiende a empeorar si se deja sin tratamiento. Extirpar la vesícula biliar quirúrgicamente es el único tratamiento definitivo confirmado para el alivio de los síntomas y lograr una verdadera solución del problema.

La cirugía de la vesícula biliar es sumamente segura y muy exitosa. Los riesgos y complicaciones son sumamente raros. El conocimiento es la mejor base para la toma de decisiones.

Deja un comentario