Laparoscopía Diagnóstica

Los pacientes deben ser referidos a un cirujano por un problema abdominal sin diagnóstico preciso. Si su médico o cirujano le ha recomendado una laparoscopia diagnóstica, he redactado este artículo:

a) Para ayudarle a entender que es la laparoscopia

b) Para demostrarle cómo la laparoscopia ayuda a identificar el problema

c) Para explicarle cuáles complicaciones pueden ocurrir durante el procedimiento.

¿Qué es la laparoscopia diagnóstica?

El laparoscopio es un telescopio diseñado para uso médico. Se conecta a una fuente de luz de alta intensidad (que no genera calor) y a una cámara de video de alta resolución, de manera que se observa directamente qué está sucediendo en el interior de su cuerpo. El laparoscopio se introduce a las cavidades abdominal o torácica a través de un trócar (tubo especial) y la imagen del interior de su tórax o abdomen se observa en un monitor de video de alta resolución (similar a una pantalla plana de televisión o monitor de computadora).

En la mayoría de los casos, este procedimiento ayudará a diagnosticar o descubrirá el origen de su problema torácico o abdominal.

¿Cuáles son las principales indicaciones de la laparoscopia diagnóstica?

  1. Dolor abdominal. La laparoscopia tiene un rol muy importante en el diagnóstico del dolor abdominal, agudo o crónico. Hay muchísimas causas de dolor abdominal, algunas de ellas son: apendicitis, adherencias o cicatrices intraabdominales, infecciones pélvicas, endometriosis, sangrado abdominal y con menor frecuencia, cáncer. Es muy utilizada en pacientes con síndrome de colon irritable, enfermedad de Crohn o CUCI para descartar otras causas de dolor abdominal. Los cirujanos podemos diagnosticar el origen del dolor y corregir el problema con frecuencia en el mismo acto quirúrgico.
  2. Masa abdominal. En la cavidad abdominal pueden existir masas o tumores que son descubiertos por el médico o por el paciente mismo. En otras ocasiones, un estudio de gabinete (rayos X, Ultrasonografía) enviado por otra causa descubre la masa. Es necesario antes de iniciar el abordaje y la terapia apropiada conocer con exactitud la naturaleza de dicha tumoración o masa. La laparoscopia es una de las técnicas disponibles para ver directamente la tumoración y tomar además muestras de tejido para enviar a biopsia y conocer así con exactitud el diagnóstico para una terapia más eficaz.
  3. Ascitis. La presencia de líquido en la cavidad abdominal se denomina ascitis. En algunas ocasiones, la causa de este acumulo de líquido no se puede determinar sin observar la cavidad abdominal, lo que se logra con la laparoscopia.
  4. Enfermedad hepática. Las técnicas diagnósticas no invasivas (Ultrasonografía, TAC, resonancia magnética) pueden descubrir masas, quistes o tumores dentro del hígado o en su superficie. Si el método no invasivo no le da al médico la información suficiente para establecer el origen de la enfermedad, una biopsia hepática puede ser necesaria para confirmar el diagnóstico. La laparoscopia es uno de los métodos más seguros y efectivos para obtener muestras de tejido para biopsia sin abrir el abdomen.
  5. Enfermedad pulmonar. Las técnicas diagnósticas no invasivas (radiografías, ultrasonografía, TAC, resonancia magnética) pueden descubrir masas, tumores o “sombras” en los campos pulmonares. Si el método no invasivo no le da al médico la información suficiente para establecer el origen de la enfermedad, una biopsia pulmonar puede ser necesaria para confirmar el diagnóstico. La laparoscopia es uno de los métodos más seguros y efectivos para obtener muestras de tejido para biopsia sin abrir el tórax.
  6. Revisión de cavidades, “second look” o estadiaje de cáncer. Su médico puede necesitar información referente al estado actual de una enfermedad tratada previamente o evaluar con una laparoscopia diagnóstica antes de una exploración formal del abdomen o tórax. En cáncer, puede utilizarse para evaluar su extensión, luego de ciclos de quimioterapia, radioterapia o antes de iniciar los mismos.
  7. Otras indicaciones. Hay otras razones para someterse a laparoscopía diagnóstica, sin embargo, no pueden enumerarse todas en este espacio. Si desea conocer si la laparoscopia puede ayudar en su caso, no dude en consultarme.

¿Qué tipo de anestesia se usa?

La laparoscopia diagnóstica puede realizarse bajo anestesia local + sedación o bajo anestesia general. Con su ayuda, el anestesiólogo y yo decidiremos el método más seguro en su caso individual.

¿Cuáles complicaciones pueden ocurrir?

Cualquier procedimiento tiene complicaciones potenciales asociadas. Las complicaciones más frecuentes de cualquier cirugía son el sangrado y la infección. Hay un pequeño riesgo de otras complicaciones, como lesión a órganos, formación de fístulas, etc. La presencia de una complicación puede significar la necesidad de otra cirugía, en ocasiones con incisiones convencionales, para controlar el sangrado o reparar la lesión que no puede abordarse por vía laparoscópica.

En manos experimentadas las complicaciones pueden ocurrir, pero NO son frecuentes. Como cirujano, mi principal preocupación es su seguridad y bienestar.

¿Qué debe esperar antes de la operación?

  • La mayoría de procedimientos de laparoscopia diagnóstica se realizan en forma ambulatoria, lo que significa que usted será dado de alta el mismo día en que se realiza el procedimiento.
  • Usted debe permanecer en completo ayuno de 6-8 horas antes del procedimiento.
  • Exámenes de sangre, orina o rayos X pueden ser necesarios antes de su procedimiento. Esto dependerá de su edad y su condición médica.
  • Debe bañarse normalmente el día de su cirugía. Es adecuado limpiar su ombligo con agua, jabón y la ayuda de un hisopo.
  • Preséntese al hospital a la hora indicada.
  • Si Usted toma algún medicamento, hágamelo saber previamente pues puede necesitar tomarlo el día de la cirugía con un sorbo de agua. Si lo que toma es aspirina, adelgazantes de la sangre o medicamentos para artritis, le indicaré el momento para suspenderlos.

¿Qué debe esperar después de la operación?

  • Luego de la cirugía, será transferido a la sala de recuperación donde será monitorizado cuidadosamente hasta que el efecto de los anestésicos y sedantes haya pasado. Una vez que pueda levantarse sin ayuda y caminar será dado de alta. Aunque se sienta completamente despierto y alerta, los efectos de los anestésicos y sedantes pueden durar por varias horas e incluso un día completo, por lo que recomiendo que una persona adulta lo acompañe al hospital y lo lleve de regreso a casa luego del procedimiento.
  • Sentirá un poco de dolor alrededor de las incisiones, esto es normal. Para esto se le indicará el uso de analgésicos. El dolor disminuirá progresivamente con los días.
  • La mayoría de los pacientes son capaces de bañarse y caminar sin restricciones al día siguiente de la cirugía, y retomar sus actividades cotidianas en término de 3-5 días o una semana. Al consultarme, le diré las restricciones específicas que aplican a Usted.
  • Si tiene fiebre, escalofríos, náuseas, vómitos, imposibilidad para orinar o si se desarrolla un área rojiza alrededor de la incisión, si su dolor aumenta o no es controlado por los medicamentos, deberá contactarme de inmediato.

Deja un comentario